Un tironcillo

Ale, ya están dadas las notas, todo firmado, las actas de evaluación entregadas... Y yo con unas ganas de vacaciones que no se las cree nadie.

Quince días...

... sin coger el coche por obligación.
... sin tener que romperme la cabeza programando, corrigiendo o haciendo malabares para que mis nenes entiendan algo.
... sin madrugar por sistema.
... sin voces reclamando mi atención de diez en diez cinco horas al día.
... sin pasar frío en las guardias de recreo.


Uuf. Pero me queda un tironcillo: mañana.

Ya es nada.

Comentarios

  1. Yo otros años sí que me cogía una semanita de vacaciones en estas fechas pero ahora es que paso, prefiero currar y pillarme las vacaciones en otras fechas, al menos mientras curro no oigo navidad por aquí y navidad por allá. No me gusta nada.

    ResponderEliminar
  2. Ainssss quien pudieseeee.
    A mí aún me queda para pillar vacaciones.
    En fin.
    Ya vendrán tiempos mejores.

    ResponderEliminar
  3. Ainsssssssssss qué ganas!!!!! Aunque yo no cojo el coche, y me falta firmar actas y repasar el boletín de notas, pero se hace encantado, sobretodo pensando en esas dos semanitas.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. ¿Y no te toca cantar villancicos? está tarde fui a una función de navidad infantil, y lo que me pude reir, pero se echa de menos más participación del profesorado, jajaa.

    Pues mira, de momento, ahora mismo, no hace viento, al menos en mi lado de la isla, o en mi pueblo, pero agua, la misma que nieve ha caído en la península, que ya se que no se puede comparar el tiempo de aqui con el de ahí, pero es que lleva unos días que no para de llover!!!!

    un beso Lileth!

    ResponderEliminar
  5. Nada, ya no te queda nada. Unas horitas y podrás disfrutar del descanso de la guerrera,jeje

    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  6. Comienzan las vacaciones para ti nena, pasalo genial corazon, muakaaa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)