En fase preotoñal

El comienzo de otoño me está resultando extraño.

Extraño porque en el pueblo comienza a hacer "fresco", como para llevar una rebeca fina, pero poco más, pero a medio día hace tanta calor que hoy, por ejemplo, llevo puestos unos peep toes sin medias y me he quedado tan pancha.

A medio día esperamos 30 grados y las previsiones apuntan a que así serán unos días más. Para quien quiera aprovechar y aturrarse a medio día en la playa perfecto, pero para mí, que empiezo a añorar las medias, me parece demasiado en estas fechas.

Mis clases en la Escuela de Idiomas no han comenzado porque el profe (o la profe) está de baja y no hay sustituto. A aguantarse toca, porque además luego querrán correr y darnos todo el contenido en menos tiempo. Va a ser genial.

Además mi novio ha pasado a ser "novio pluriempleado" por lo que ahora me alegro de haberle hecho alguna que otra fotillo con el móvil, porque en los próximos dos meses lo que es verlo, ni de lejos.

Y a final de mes tengo que entregar muuucho papeleo en el cole, así que más me vale ir poniéndome las pilas.

Comentarios

  1. Uff, el tiempo que está haciendo es lo peor... Por las mañanas o te pones algo encima o te mueres del frío, y a partir de las once, ¡te mueres de calor! A parte de que se echa de menos empezar a usar ropa de invierno xD

    Que cosa, la de los piojos :S Te va a tocar llevarte uno de esos peines para quitar las liendres a clase...

    ResponderEliminar
  2. Mucho ánimo con todo y cuidado con los piojos!! jaja

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal