Desconfío de la gente que sonríe mirando al infinito

La Mona Lisa y yo nos hubiéramos llevado fatal. Al menos yo no la hubiera tragado, porque desconfío (y mucho) de la gente que sonríe sin que haya nada medianamente agradable de por medio.

Hay personas que estando en grupo suele rematar sus intervenciones, o las de los demás, con una sonrisa entre bobalicona y entre "qué agradable soy" que me pone los pelillos de punta, porque me da por pensar que se está guardando algo que los demás no sabemos. También están los que te ponen la sonrisa en plan "paz espiritual", pero eso me suena todavía más falso, a lo Coelho.

Una vez, hace cienes y cienes de años, tuve una compañera de trabajo que estaba toooooooooodo el día sonriendo. Vale que era un trabajo de atención al público y hay que tener buena cara, pero era muy desagradable estar explicándole a alguien cómo tienen que colocar la mercancía en las perchas y que esté enseñándote los piños sin piedad. Conseguir que se guardase su sonrisa para los clientes nos resultó una tarea imposible y la terminaron largando.

Y esa fue la primera vez que recuerdo notar que las sonrisas sobraban. A partir de ahí, vinieron muchas más. Vaya, que es de lógica en el mundo animal: si alguien te enseña demasiado los dientes quizá esté pensando en morderte.

Comentarios

  1. Cada cosa a su tiempo y los nabos en Adviento.
    Ni careto de palo todo el día, ni anuncio Signal White para repartir.
    Di que sí. Todo tiene su momento.
    Supersaludos.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, a mi tampoco me gusta. A lo mejor es envidia de verl@s felices, pero también creo como tu, que ocultan algo.

    besos

    ResponderEliminar
  3. jiji...que mal pensada!!jaja...Estoy de acuerdo contigo en eso de que no es nada natural una persona que está todo el día riéndose...Yo no suelo entablar conversaciones (un ejemplo es una chica que está en el grupo folclórico de mi pareja, y siempre está sonriendo, incluso una vez un hombre contó como se pilló el brazo con una ventana y elladelante sonriendo!increíble!...Así que después de ver algo que es continuado,cuando la veo:dos besos, un saludo y ya está.Creo que si que oculta algo raro, no sé..Ahora que lo pienso,je...un besito

    ResponderEliminar
  4. Más que desconfiar con la gente que hace eso me siento un poco ridícula porque no sé si se está descojonando de mí...

    Un abrazo!! :)

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja, a veces la sonrisa es nerviosa!!! Además es una evolución de la mueca de miedo de los monos que enseñan los dientes pero no como amenaza, sino como muestra de miedo. Ha evolucionado en "te enseño los dientes, así que no soy peligroso". Quizás la pobre que parecía haberse tragado una cuchara estaba nerviosa :)

    ResponderEliminar
  6. Yo no puedo con los que se pasan el día riendo y a los que cualquier cosa que les digas les parece magnifico y maravilloso y todo son buenas palabras y todo es hiper precisos...

    No sé, siempre no te gusta lo que a los demás... Me parece falso... raro...

    Saludos,
    YoMisma

    ResponderEliminar
  7. A mi me hace sentir incómoda y me hace pensar que le importa un piiento lo que le digo o que le ha costado mucha la ortodoncia y lo tiene que mostrar.... qué grima!
    B777

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal