Boda de agosto al son de Michael Bubblé (Crónica de la boda de mi amigo)

Mientras los novios están retozando amorosamente por Madeira (destino envidiable, sin duda), y una vez que me he recuperado de la resaca depurativa del domingo me propongo a hacer la crónica de la boda, de la cual puedo decir que ha sido en la que más me he reído y divertido en muchos años.

Seis de la tarde: Casa de Lileth

Mi madre ha salido y caigo en la cuenta de que mi traje necesita de una persona que lo abroche por detrás, así que arreglada, con el tocado, los zapatos, el sobre sorpresa, el abanico, el sobretraje (esa parte que se pone una encima cuando no quiere ir despechugada a una iglesia), las tiritas por si acaso, el bolso, las gafas de sol y las llaves con el peluchito del pollo le pego al timbre a mni vecina.

Hace calor y mucha y ella, que tiene buena voluntad comprende enseguida mi problema y se dispone a abrocharme el traje. Pero oh, sorpresa: o bien el traje ha menguado o mi cuerpo se ha expandido en la última semana (opto por lo segundo), así que mi pobre vecina tironea y tironea de la cremallera mientras yo expulso todo el aire.

Cuando estaba a punto de ir a vomitar cual amiga de Mía a ver si así me cabía el traje mi vecina me da la puntillita:

- ¿Seguro que te cierra?- Frase de la cual se adivina el sentido de "que no te cabe, ¿eh? so gorda".
- Sí, sí- Respondo digna- Tú aprieta.

Cuando estamos a punto de llamar a su marido para que eche una mano rompiéndome un par de costillas la cremallera cede y el vestido cierra.

Para ese momento he sudado tanto que noto que los zapatos de nueva temporada de Tintoretto en amarillo-dorado-mostaza me bailan peligrosamente.

Salimos hacia el pueblito donde es la ceremonia y el ágape posterior y por el camino le voy contando al Señor X que he ensayado la lectura (leo los salmos en la ceremonia) pero que siempre me equivoco y en vez de decir "el señor Construye LA casa", digo "El señor construye SU casa", y que no lo puedo evitar y que al final he decidido sí ponerme sujetador con el traje porque hacer la lectura siendo atea tiene un pase, pero hacer la lectura siendo atea y despendolada interiormente me parece una falta de respeto.

Moguer, 7 menos cuarto de la tarde

-¡Aquí, párame aquí!- Le digo al Señor X (al cual le he comprado una corbata a juego con el color de mis complementos que le he comprado en Cortefiel) para ahorrarme caminar con el taconazo desde el aparcamiento hasta la iglesia.

Charlamos un poco con las compañeras de trabajo de la novia y casi inmediatamente hacemos un discreto mutis y empiezo a reunir material para mi crónica fashion.

El novio llega al poco tiempo y tiene cara de nervios, porque por lo visto se había dejado los anillos y había tenido que volver a por ellos. Le pregunto y me confiesa que esto es peor que el examen oral de las oposiciones.

La novia aparece es un espectacular coche blanco y parece serena (además de estar guapísima) por lo que empiezo a sospechar que va de valium hasta arriba. La cara de emoción del futuro marido me recuerda a la de Federico de Dinamarca (antes de echarse a llorar, menos mal). NOTA DE ÚLTIMA HORA: Novio me dice por el messenger que novia no iba dopada.


- Aquí, vamos a sentarnos aquí, donde el muerto- Le digo al Señor X mientras taconeo sobre una tumba- Uish, no, que no veo y además tengo que leer.

El diácono me llama y subo al estrado pensando que me voy a caer.

- Cuánta gente- Pienso, mientras despliego mi papel amarillo, a juego con mis complementos, y me pongo a leer.

- El señor construye SU casa- ¡zas! lo sabía, que metía la pata.

- El señor construye SU casa- ¡otra vez! ¡quiero que me trague la tierra, con tocado y todo!

Cuando bajo del estrado tengo la sensación de que el diácono tiene cara de cachondeo, miedo me da mirar a novio y novia.

Aliviada, en parte, me siento de nuevo al lado del Señor X y escucho entretenidísima la ceremonia, donde me entero de cuántos años llevan juntos los padres de los novios (con las madres, se entiende) y me encanta el factor cotilleo sano.

Luego, explican el tema de las alianzas, su significado y que en la alianza de boda de la novia se pone el nombre del novio y viceversa.

- AAaaahhh, no!- le susurro a mi novio, de forma rotunda- En la tuya que ponga lo que te de la gana, pero en la mía no, en la mía que ponga BVLGARI, no Señor X.

Aclarado este punto, terminada la ceremonia, y regados con arroz los novios ya casados huímos hacia un bar para tomarnos un refresco (Coca ligth y Radical de naranja).


21:30h, Convite de boda

El sitio me gusta y hay sillas para sentarse y aliviar los tacones, aunque las señoras mayores son más rápidas que yo y lo copan todo.

Mientras bebemos y picoteamos veo a una compañera mía de la carrera (con marido e hija) y comienza el charloteo-cotilleo que durará varias horas. Me encanta.

Cuando nos sentamos a la mesa leemos el menú:

Aperitivos
Sopa de ajo y cebolla.
Sorbete de canela
Rabo de toro
.
.
.

- ¿¿¿¿¡¡¡¡ Rabo de toro!!!!???, hoy no como- le digo al Señor X.
- Creo que a mí tampoco me gusta- Me responde, apesadumbrado.

Mientras asumo que voy a pasar más hambre que aquella vez que fui a una boda que contrató el Cátering de la boda de la Infanta y nos pusieron nouvelle cuisine (ramitas verdes artísticamente dispuestas sobre algo extraño, pequeño y cuadrado) miro las reacciones de la gente y las hay de todo tipo.

Al rato, debajo de un plato, la hija de mi amiga descubre un menú alternativo, y se destapa el pastel de la broma de los novios.

-Ya lo sabía- dice con suficiencia invitada-con-aparato.

La cena transcurre al son de bossa nova y canciones de Michael Bublé, muy agradable. Tarareo todo el rato y cuando suena La chica de Ipanema me entran ganas de hacer el loco bailando.


A partir de ahí poco que detallar: mucha conversación, baile, copas, risas, un abanico precioso de regalo y ¡no tuve que ponerme tiritas!

Prometo crónica fashion MUY pronto.

Comentarios

  1. Sopa de ajo????? en una boda, y con estos calores... maaaadre mia!!!

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, pues el rabo de toro era lo mas normal de ese menu, jajaja(sopa de ajo? Horror!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)