En régimen de acogida

Hoy he ido, sorteando zanjas, martillos hidráulicos y obreros, a la Biblioteca Municipal a traerme libros suficientes para pasar al menos 15 días entretenida.

Leo mucho y leo rápido y, al precio que están los libros no hay sueldo que resista gastarse 30 euros en un libro que me va a durar dos noches. Así que socia de la biblioteca pública, que es el mejor invento que tienen ciudades y pueblos.

Cuando era pequeña, tendría unos ocho o diez años, y compraba los libros de la colección Barco de vapor, sobre todo buscaba un libro bien gordo y con letra pequeñita. Los finos o los de letra grande los sigo descartando por sistema. El niño del pijama de rayas, por ejemplo, no lo compré, sino que lo leí de la biblioteca de la residencia de estudiantes de la Laguna. Me duró menos de lo que dura un sábado y no me gustó mucho, aunque quizá ya tenía pistas de que iba a ser así cuando vi a una chica en un avión a moco tendido con el libro entre las manos.

En mi casa somos todos grandes lectores, y las estanterías acogen de forma desordenada más y más ejemplares de novelas, cómics, libros de didáctica (míos), enciclopedias de diversas temáticas y épocas, diccionarios... Pero sobre todo novela. Los volúmenes se agolpan en los estantes en una, dos hileras y rellenamos los huecos como podemos.

El hecho a mi madre la trae frita, porque dice que los libros son como los hijos, que los tienes, te da pena tirarlos, ahí en la estantería para toda la vida... Lo sé, el símil pone los pelos de punta, pero estoy segura de que mi madre no lo hace con intención... Estoy pensando en donar a la biblioteca los ejemplares a los que tenemos menos apego.

Hoy he ido a la biblioteca y me he cogido seis libros en régimen de acogida... Y me ha encantado, como siempre, la sensación de salir de allí cargada con un montón de libros, todos gratis, con la promesa de horas de buenos ratos.

Comentarios

  1. adoro leer. Siempre llevo uno entre las manos jejeje Ahora stoy con la princesa de hielo...pero ya m ha destapado todo mi hermana. No se puede star con la boca cerrada ehhh Lo odio

    bsss

    ResponderEliminar
  2. Pues a disfrutar de la lectura jejeje, un besazooooo

    ResponderEliminar
  3. Lileth, normalmente se nota la calidad de cada uno de vosotros, en serio, sois de otra pasta, pues nos leeis, jejeje, pero hoy, hoy me has hecho llorar!!! será posible!!!
    Ah!! y mucha suerte con las notas.

    ResponderEliminar
  4. Nada como un buen libro para disfrutar... pero en dos noches ya te has merendado uno??? Wow! Qué rapidez.

    ResponderEliminar
  5. A disfrutar del veranito, la tranquilidad y de la lectura.
    Por cierto, es verdad como nos tienen en Huelva, madre mia, pero es que por todos lados con las obras.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Es una buena manera de ahorrar dinero, pero es que a mi si me gusta un libro tengo que tenerlo para mi para siempre, aunque no lo vuelva a leer mas nunca en la vida.
    de todas formas, en la biblioteca de mi pueblo dudo que haya algo que merezca la pena.
    Una amiga mia hacía eso: todos los libros que leia, los daba a la biblio, más que nada porque su casa era pequeñiiiiiiiiiiisima, y no tenía sitio.
    Yo en mi casa tengo "una biblioteca", sólo para los libros.
    si algún día voy y hago lo que tendria que haber hecho hace dos meses, la saco por el blog.
    un beso.

    ResponderEliminar
  7. En mi casa estamos igual, ya no sabemos dónde poner tanto libro...

    ResponderEliminar
  8. Yo ya te doy la enhorabuena, ok?¿?¿?¡¡¡¡¡¡¡¡ENHORABUENAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!! jajaaja....

    ResponderEliminar
  9. Noe, ¿Te has enterado por otros "foros"? Jejjeje, En cuanto pueda hago un post con el anuncio oficial...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)