No cabe duda...

Porque me apetece dormir siesta más que nunca.
Porque no me pongo calcetines ¡ni para dormir! y voy muy escotadita por la casa.
Porque no me da pereza levantarme antes de las siete de la mañana para pegarme una buena ducha.
Porque solamente quiero comer ensaladas y cosas frías.
Y, sobre todo, porque en cuanto miro para otro lado mi pelo se libera y se riza en ondas grandes y marcadas, y no en una masa fosca como hasta hace unos días...


¡Doy por inaugurado el verano!

Comentarios

  1. aqui en argentina estamos en otoño, casi llegando al invierno, pero hay un sol fuerte todavia....

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Cierto. Llegó el verano. Yo lo sé porque se cumplen 28 días de la desaparición de la proverbial pelusilla de mi ombligo. Ciertamente, ya es verano. Un abrazoooooooo...

    ResponderEliminar
  3. Po zi, eso parece, q ya esta aqui el veranito. Que ganas!. aunq de momento, aqui, toooooodos los findes hace malo, vaya birria de verano no? :S

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido sea!!!!! ya era hora, que ganitas de sol y playa....
    Un besote guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Yo lo doy por inagurado cuando en la siesta te levantas con ese sudor en el cuello tan desagradable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Despues del comentario anterior me he dado cuenta del enlace en tu sidebar. Gracias, de verdad.
    Y ya sabes siempre al servicio del ciudadano.
    Aunque he de pedir paciencia estoy empezando y...bueno que...el final de las aventuras no siempre...
    Bueno, saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo!. ¡No te ilusiones demasiado pronto!!!!

    ResponderEliminar
  8. Hoy yo estoy pasmaita de frio.
    Gracias por el consejito. Besos!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal