La monstrua vestida o de cómo vestir a tu hija como si fuese una obra de arte

Hay expuesta en el Museo del prado una obra muy llamativa de Carreño de Miranda llamada "La monstrua vestida" que habla por sí sola:



Pues esta tarde, en plena calle San José, me he cruzado con el ser del cuadro. Las mismas carnes monstruosas, las mismas coletas a los lados, el mismo atuendo rojo (aunque más corto). Partiendo de que la pobre niña no tiene culpa de su buen apetito, la culpa del estilismo se la echo a la madre.

Y es que vestir a tu hija como una obra de arte a veces tiene verdadero delito. O debería tenerlo.

Comentarios

  1. Si no te lo posteo reviento. Ayer vi subir a un coche una chica, unos quince años, piratas amarillo claro y una camiseta de tirantes a rayas horizontales rosas, verdes, azules y blancos. De tamaño podía ser como la del cuadro, pero es que el problema no era el tamaño si no la desproporción, porque tooodo se concentraba en barriga, tetas y culo. El resto era normal. Y para colmo entra en el coche, que esta pegado a unos sacos de arena, que no sé cómo pudo entrar, porque literalmente no cabia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)