Una mañana de compras con mami (Cotillas y clones)

Como tengo dos comuniones y una cena de gala (Quizá no sea de gala-gala, me lo tienen que confirmar) en apenas dos semanas me he dicho a mí misma que era el momento de aprovechar que no tengo cole (vivan las fiestas locales) y darme un paseo por el centro a ver si me venía la inspiración divina.

Cuando estaba terminando de arreglarme, a eso de las diez y media de la mañana, mi madre llegó a casa y cambié los planes rápidamente por una salida en pareja.

Primero paramos en Girlady, una de las tiendas con más solera de Huelva que vende trajes de comunión y muchos trajes formalitos y de ceremonia para acompañantes y madrinas. La tienda está justo delante de la iglesia de La Concepción, en la calle más comercial de Huelva.

Vimos un par de cosas que nos gustaron (para mi madre) y entramos en el probador, que da muy mal rollito. Da mal rollito porque la puerta doble tiene unas láminas de madera, de forma que ves hacia fuera pero no te ven... Pero aún así da mal rollito. Como el vestido puesto tenía mucho menos mérito que en la mano, decidimos probar en otro sitio y fue cuando, abriendo la puerta del probador, veo una fea con el pelo tieso de tanto darle a la plancha mirar de reojo-descaradamente a ver quién sale del probador y qué prenda se ha probado. Lo más penoso es que como llevaba yo el vestido y lo dejé en el perchero antes de irnos ella fue detrás a cogerlo. Y lo sé porque me paré en el escaparate y la pillé. De pena.

Entramos en Mango, que desde que tengo la tarjeta de Mango Club (esa que te hacen descuento), no dejo de pasar a mirar y normalmente pico. Mango es uno de los paraísos actuales para Bodas, Bautizos y Comuniones. Me probé (porque me lo sacaron amablemente del almacén) el vestido modelo Gloria.

Me probé la L y me quedaba como para echarme a llorar. Grande-gigante por arriba y estreeeeeeecho por abajo. Mono en la percha, pero imposible de llevar con mi cuerpo. Terminé decantándome por el vestido azul marino en seda con los volantes por la manga que viene en el catálogo. Talla S, lo que son las cosas.

En el probador de Mango, con los pantalones por las rodillas, mientras pido a mi madre una talla menos, y otra menos más del vestido azul veo que hay una veinteañera que está aconsejando a su tía en el probador de al lado, que mira descaradamente al mío cada vez que muevo la cortinilla. Estuve por sacarle la lengua.

Pagué llevándome la alegría esperada por el descuento y nos fuimos a echar un vistazo en Sphera, donde tienen millones de cosas al 30& de descuento y aún así siguen con la tienda que se cae abajo de tanta ropa en las perchas. Tienen diseños bonitos pero en mi opinión con los precios se están pasando tres pueblos. Si vas a comprarte algo allí prepara unos 45 euros de media por prenda.

Ya de vuelta nos paramos en el Punto Roma, esa franquicia de ropa para señoras maduritas que estaba llena de lo obvio. Fue allí donde avisté un clon descaradísimo del Lady Dior, aunque feo de narices.


Cómo mola la cámara de fotos de mi móvil nuevo.

Después de pasear por el Punto Roma entramos en Cortefiel, que está justo al lado y, como siempre, no encontramos absolutamente nada que nos motive pese a que llevábamos las tarjetas del 25% de descuento que nos han mandado a casa. Ya tienen puestos los bikinis y bañadores y he visto uno, a juego con el típico blusón de gasa que me ha recordado poderosamente al balenzara y a una imagen que tengo guardada en el ordenador. En realidad, lo de todos los años. T de Cortefiel para olvidar.

Comentarios

  1. Vaya una mañanita que te has pegado!!!Lo peor es que los días que una va con la intención de comprarse añgo no encuentra ESO...
    Besos...Y ya nos enseñarás es vestidillo...

    ResponderEliminar
  2. No puedo con Cortefiel..nunca se encuentra nada!!! un besazooo

    ResponderEliminar
  3. El vestido que te gustaba era bonito y seguro que estabas muy guapa con ese modelo (independientemente de tallas y lo mal que estamos todos hechos ;)), pero el dibujo mareaba un poco y, al ser tan acentuado, te lo tendrían más que visto tras de ponértelo un par de veces.

    Las mujeres siempre os echáis unas miradas que matan. A veces no sabe uno si de envidia, rabia o asco :D

    Seguro que irás muy guapa a todos los eventos sociales a los que has de asistir. ;)

    Besotes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)