No me llames a mí

Estos días en que me están montando la cocina todas las mañanas me llama alguien al móvil, mientras estoy en medio de un dictado, regañando al que no ha traído los deberes hechos, o explicando cómo distinguir los verbos irregulares de los irregulares.

Pues bien, cuando el marmolista, el de los muebles, el del aire, o cualquier otro me llama por la tarde dejo bien clarito eso de "no me llames a mí".

Están todos empeñados en que, por ser mujer, no tengo otra cosa que hacer por la mañana que dejar mi trabajo ( si es que lo tengo) y esperar en el piso vacío a que ellos lleguen a montarme algo Es que si no no me lo explico. Tienen un papelito donde pone Lileth 6...... y Señor X 6...... Chavales, no falla, me llaman siempre a mí. Pues bien, si ellos tienen un horario laboral, yo también y si bien ser maestra acarrea muchos días de vacaciones, es un trabajo poco dado al escaqueo pro-cocina.

Así, hemos tenido que echar mano de mi santa madre, que está todo el día pendiente, de mi cuñado (aún estudia la carrera) que se quedó bastantes horas viendo cómo montaban cosas y en los horarios intermedios mi novio se escapa del trabajo teniendo en cuenta que si él no está habrá algún compañero que carque con lo suyo.

Ayer me llama el marmolista y me dice que hoy por la mañana vienen a montarme la encimera pero que no me puede decir la hora. Otro que piensa que no trabajo y voy a estar todo el día esperando en el piso. Le digo que es que "los dos" trabajamos (entiéndase mi novio y yo) y debo avisar a alguien que me haga el favor de abrirles. Total, que le doy el teléfono de mamá-lileth y le dejo bien clarito eso de "no me llames a mí, que trabajo lejos de Huelva y no te puedo solucionar nada".

Además, me juego el cuello a que en el papelito que le han dado desde las cocinas viene alguno más que mi número de móvil.

¿A quién llaman hoy mientras está dando clase? Exacto, a mí.

Pues que sepas que te ha salido la llamada internacional, marmolista. (Y a mí me cobran la recepción de la llamada, por cogerlo).

Edito:

Sé, porque el Señor X me ha llamado al cole, que la encimera venía mal medida.

¿Adivináis a quién han llamado de nuevo para explicar que ha habido "un pequeño problemilla"?

A mí.

UUUUUUFFFFFFFFFFFFFFF

Comentarios

  1. totalmente de acuerdo! el otro día nos tenían que trael el lavavajillas y el primer número que figuraba era el de mi novio y... sabes a quién llamaron? a mí, claro, soy mujer! qué cruz!!
    jajaja

    ResponderEliminar
  2. Es un incordio insoportable....Mi hermana está esperando desde hace dos meses que le coloquen la mampara de la ducha en casa...y aún la tiene dentro del baño sin colocar, por sùpuesto,jeje...y en LEroy le dicen que hay un problemilla...así que para estas cosas, paciencia y buen tiempo!!jaja...un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues ya me gustaría a mí tener una llamadita de esas... sería señal de que ya tengo piso, pero no.

    Jeje, al final vas a tener que apagar el móvil. Suerte con la encimera ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal