Tocando a muerto

Esta mañana, al amanecer, las campanas del pueblo han tocado a muerto, con esa cadencia que con el paso del tiempo (Antes de ser maestra no lo había oído nunca en la capital) he aprendido a reconocer.

Los chicos estaban aun quitándose los chaquetones cuando las campanas de la iglesia se han puesto a repicar.

La mañana está tranquila.

Comentarios

  1. Pues yo ya estaria buscando un trozo d madera q tocar... siempre lo hago tambien cuando me cruzo con un coche funebre. Vale t contare un secreto: llevo un trocito d madera en el coche por si las moscas. Besooos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)