Como una lagarta

Esta mañana he llegado a las diez de la mañana al colegio y me ha recibido una temperatura de tan solo un grado centígrado, compañando a la espesa niebla del Guadiana. Me ha hecho falta una gran fuerza de voluntad para abrir la puerta del coche.

Los días finales de cada trimestre son los que más trabajo traen para un maestro. Corregir libretas y exámenes, anotar notas en los cuadernos, decidir cómo se va a evaluar cada alumno, preparar los deberes para navidad... Y además preparar funciones de teatro, villancicos, manualidades, y todo lo que trae estas fechas de típico. ¿El resultado? Un estrés. Tanto en las horas que pasamos en el centro educativo como en las que pasamos en casa.

A estas horas por fin tengo un respiro, una hora de guardia que he aprovechado para corregir los últimos exámenes de lengua bajo el sol cegador que entra por la ventana de mi izquierda. Así que aquí estoy y aquí me pienso quedar hasta las tres en que termine mi última clase del día, al sol como una lagarta, acumulando todo el calor y energía posible para pasar la tarde a pleno rendimiento, corrigiendo y preparando cosas con las gafas de sol puestas.

La semana que viene me acordaré de este momento en que puedo tomarme un respiro, puesto que entre las evaluaciones, la comida del cole con los compañeros y la fiestecita-representación teatral (Que los padres han programado para el viernes por la tarde, tarde) estoy pensando en echar una mudita en el coche por si, en pleno agotamiento, decido echarme en cualquier sitio a descansar.

Comentarios

  1. Debiste darle los buenos días al grado centígrado, el pobre, que valiente es el único que ha venido a darte calorcito esta mañana.

    Un fuerte aplauso para todos esos grados centígrados que vienen a hacernos un poquito más felices en estos fríos mediódías invernales.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lileth! Venía a hacerte una consulta acerca de un par de post más abajo. Hoy he ido a la farmacia a por la "loción de colágeno puro Xheken", pero me ha dicho el farmaceútico que de Xheken existe una solución de colágeno hidrolizado,apta para piel y cabello, pero loción tal y como tú pones en tu entrada nanai. No sé si es que no ha querido mirar en la página de la cooperativa farmaceútica, o es que de verdad no existe. ¿Podrías, por favor, decirme lo que pone en etiqueta de tu loción para probar en otra farmacia? Otro dato que me ha despistado es que el precio no llegaba a 6 euros...

    ResponderEliminar
  3. Si, Señor X, creo que mañana cuando lo vea de nuevo, por la mañana, lo saludaré como se merece.

    Yo tuve un blog de moda, lo que te han ofrecido en la farmacia es lo que yo tengo. Sirve para el cabello y la piel el mismo producto y, además, es ese su precio. Apenas unos cinco euros.

    Una maravilla, ¿Verdad?

    ResponderEliminar
  4. Pon fotos de la funcion teatral en cuanto las tengas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal