Vestida para matar

Anoche, El Señor X y yo, nos fuimos a cenar a un restaurante italiano en plena zona de marcha al que hacía tiempo que no íbamos.

Probé una cazuela de macarrones gratinados y el Señor X se decantó por un kebab. De postre, una crêpe con chocolate para compartir. Tras comerme un poco de nata mi pantalón nuevo (de una talla menos de lo que solía usar los últimos meses) amenazaba con hacer saltar la cremallera, así que opté por renunciar.

Cuando salimos, ya en la puerta, el Señor X vuelve a entrar porque ha dejado algo dentro. Le espero abriendo la piruleta que me han dado y practicando mi deporte favorito: Observar a la gente. Pero hoy pasa algo raro, porque es la gente la que me observa a mí.

Un coche para en la esquina y los tres ocupantes me miran. Dos parejas entran en el restaurante y los chavales, mientras sus novias charlan y charlan detrás de ellos, me miran con indisimulado interés. Las novias me observan de reojo con expresión indescifrable (Yo miro a una pensando que buena falta le hace cambiar de base de maquillaje). Dos chavales pasan andando por delante de mí y ralentizan el paso mirándome.

- Oye, me miran los tíos.- le digo al Señor X cuando sale- Todos los que han pasado por aquí me han mirado... Y las caras no eran de disgusto.

- Normal, - El Señor X sonríe, condescendiente- estás buena y vas vestida de tía buena.

- ¿Perdón?- Me paro en seco y abro los brazos, abarcándome.

(Look de sábado: Jersey de manga corta en lunares bordados de colores de Blanco de la temporada pasada, cárdigan turquesa de Zara, pantalón recto de Mango, botas de cuña en ante negro y, cubriéndolo todo, un abrigo tres cuartos y doble botonadura de Zara, con un marcado corte preppy)

- Voy de normal,- Digo- y no se me ve nada con este abrigo.

- Pues vas vestida de tía buena, y estás buena- El Señor X da la frase por acabada.

- Y yo sin saberlo...- Me quedé pensando.

Comentarios

  1. Ni tan siquiera sé como llegué a tu blog, pero es entretenidísimo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. De verdad eso era una novedad para tí?Lo de que te miren los tíos en una zona de marcha?

    ResponderEliminar
  3. Bienvenido, Sonrisa de Hiperión.

    Pues novedad quizá no, Patri, pero cuando se va tapada hasta el cuello en pleno invierno una no va pensando que levanta pasiones...

    ResponderEliminar
  4. Si el Señor X lo dice...algo de razón llevará. El es hombre y las feromonas las tiene a flor de piel.
    Chica!Apunta el modelito y otra vez que vallas de matajary te lo vuelves a poner!

    ResponderEliminar
  5. a veces nos vestimos de normal, y no nos damos cuenta de lo bien que nos sienta, ja,ja,ja! es mucho mejor que ir de escotazo y minifalda, verdad?

    ResponderEliminar
  6. Treintañera, apuntado está, no te creas que no lo había pensado XD

    Mariló, lo mejor de todo es que es abrigadito... Lo del escotazo volverá a partir de mayo, como todos los años.

    ResponderEliminar
  7. jajajaja claro, conciso y para q decir mas no?

    bsss

    ResponderEliminar
  8. Hija... si eres guapa, eres guapa... ¿qué se le va a hacer?

    Y para quellas (y aquellos, con sus camisetas de tiranta ajustadas) que van apretadas cual morcilla de Burgos:

    La imaginación hace maravillas, más que el fotoshop.

    ResponderEliminar
  9. Pues a disfrutar de los halagos, que siempre vienen bien, apuntate el modelito para otra ocasión jijiji...

    ResponderEliminar
  10. Pues hija mía empieza a creer lo que te dice tu mozo, el Sr. X.. Es que de verdad, como sois las tías...cuando no os decimos que estáis guapa, bronca y si os lo decimos no os lo creéis.

    La verdad, cada día os entiendo menos, hahahaha

    ResponderEliminar
  11. Pues claro que sí, que no fueras enseñando cacha como van ahora las crías no quiere decir que no fueras guapa!!! El atractivo no tiene que ver con ir descocada, yendo tapada se puede ir muy atractiva y sin duda tú ibas así! Viva la gente con clase!!! Un besito!!

    ResponderEliminar
  12. Buen blog, espero no traerte mala suerte al leerlo...

    ResponderEliminar
  13. Yo soy paisana y me gustaria saber cual es ese restaurante tan chulo pa yo ir

    ResponderEliminar
  14. Casandra, enseñar carne en invierno no lo hago desde los quince. La salud no me lo permite.

    Lamar, no es que tenga mucho glamour... Fuimos al Camillo e Pepone de La Merced, que parece que han ampliado la carta y la verdad es que salimos bastante satisfechos.

    ResponderEliminar
  15. Señor X, compréndame, pero usted es mi novio y no considero que tenga una opinión imparcial al respecto.

    Julia, apuntado queda.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal