Malos compañeros

En la enseñanza, pese a que cada docente se hace cargo de su aula en las horas que le toca, el trabajo del docente tiene mucho de trabajo en equipo. La planificación, la coordinación entre clases, las relaciones entre el profesor tutor y los especialistas, contribuir al buen ambiente del centro... Todo esto se estropea cuando alguien deja de cumplir correctamente con su trabajo.

En los dos años en los que he estado sustituyendo a maestros y maestras de francés me he encontrado de todo. He sustituido personas muy enfermas que se incorporaron a su puesto muy pronto, personas poco enfermas que se incorporaron cuando tocaba y, siento decir que han sido unas pocas, personas nada enfermas que no querían incorporarse ni aunque le doblasen el sueldo.

¿Qué pasa cuando un maestro falta a su trabajo? Pongamos que es por ir al médico, por una pequeña gripe, pero alguien falta a su puesto. Es el resto de los compañeros los que se hacen cargo de su trabajo de ese día: de sus clases, las horas que tenía que dar... Si te tocaba estar en el centro, por horario, pierdes las horas libres destinadas a preparar tu propio material (que todos sabemos); si no te tocaba estar en el centro echas ese día más horas de las que te correspondían.

En definitiva, cuando un docente falta, lo han de cubrir sus compañeros, con tiempo y esfuerzo... Trabajo de equipo.

Si no es un solo día, sino varios, o semanas, o meses... Es de esperar que desde Educación manden a un sustituto (siempre que la persona que causa bajase tire el detalle de entregar el parte de baja para que puedan mandar a una persona) que se ocupe del puesto, pero esto no siempre es así. Para empezar, se suelen hacer los remolones para cubrir las bajas cortas (la economía está mal y los presupuestos públicos también lo están) o directamente no las cubren, y para seguir, a veces no es fácil encontrar a alguien que quiera cubrir determinados puestos.


Lo penoso es que hay personas que por alguna razón que no llego a discernir, se dan de baja y no entregan los papeles correctamente con lo cual no hay forma de que te manden a un sustituto... O estas personas se dan de baja unos días, de alta otros... De tal forma que se produce una situación muy mala con el alumnado, con los padres y con los propios compañeros que han de cargar con su trabajo y con el del pedazo de vago que les ha tocado en suerte. Y esta situación se puede (y sé de demasiados casos ya) prolongar durante meses.

Meses en los que los compañeros pierden sus horas, se dejan de dar los apoyos (claves en el famoso plan de calidad, pero que son sacrificados a la primera de cambio), los maestros que sí van a trabajar se sobresaturan de trabajo y los alumnos terminan el curso sin haber tenido la oportunidad de suspender por iniciativa propia, porque comprenderán que en esta situación no se centra nadie en el estudio.

De todo esto lo que más me llama la atención es que estas personas vagas y egocéntricas, estos malos compañeros, son los primeros en reclamar derechos y mejores condiciones laborales... Y esto me recuerda a los pacientes impacientes que tiene a veces el Señor X el cual, muy acertadamente, recuerda a los pacientes que tienen derechos, sí, pero también deberes.

Comentarios

  1. Joer, si que esta mal la educacion desde que yo acabe los estudios, me dejas flipada!! Mis maestros no faltaban!! Aunque en mi empresa tambien hay gente que le echa morro, supongo que en todos los trabajos hay de esos. Un besito y animo, reina, llevalo lo mejor posible!! Muak!!

    ResponderEliminar
  2. bueno ya sabes en todos los trabajos pasa lo mismo...a que los jefes no pringan?por eso pasa eso! Si supieran lo que es currar de verdad...

    ResponderEliminar
  3. bueno, tengo que deciros que por una vez en la vida os puedo jurar que en el curroen el que estoy ahora el que más pringa es el jefe.
    lo he visto quedarse a deshora atendiendo ala peña y mandar a la chica d etienda para casa a las ocho en punto...después de otro curroen el que la que pringaba era yo, esto es la gloria...entendeis porqué me quiero quedar ahora aquí?

    ResponderEliminar
  4. Yo, cuando he entrado a trabajar en un sitio nuevo, aviso "tengo niñas y estoy separada", es decir, que horas extras la mínimas por no decir ninguna, como mucho 10 minutos extras. Además, pongo cara de mamá desesperada y frenética y son ellos los que al final me tienen que decir "vete ya, que se te hace tarde".

    ResponderEliminar
  5. Yo, cuando he entrado a trabajar en un sitio nuevo, aviso "tengo niñas y estoy separada", es decir, que horas extras la mínimas por no decir ninguna, como mucho 10 minutos extras. Además, pongo cara de mamá desesperada y frenética y son ellos los que al final me tienen que decir "vete ya, que se te hace tarde".

    ResponderEliminar
  6. Afortunadamente, me he encontrado pocos compañeros de esos... Lo malo es que la inspección médica no controle esos casos. Joder! que a algunos les llama la inspección a los dos días de la baja y a otros no les llaman en meses!

    ResponderEliminar
  7. Acá tenemos la suerte que si un compañero falta por un día o unas horas, los que cubren son el equipo directivo (claro que siempre hay avivados que no quieren hacer su trabajo) y si se toman más de un día ya se pide suplente (sustituto) y viene a la media hora de comenzada la jornada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que muchas veces se cometen injusticias con los compañeros sustitutos que están esperando una baja como agua de mayo.
    Un besazo.
    Por cierto, la verdad es que no nos podemos quejar del hospital de La Palma pero aún le faltan cosillas, y las pruebas que le tenían que hacer a mi abuelo era mejor hacerlas en el universitario de tenerife. Da gusto que conozcas tan bien la situacion de las islas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. En cuanto entras en un colegio, entras en un mundo difeente a todos los que hayas visto ya... Y siendo sustituta, entras en un mundo diferente y -a veces- de mierda. Véase: aquí la que escribe hace más horas que yo que sé por cubrir un puesto público en un centro concertado (tengo nada más ni nada menos que 26!!! horas lectivas, denunciable); además, a diferencia del resto de profesores, nadie le pregunta si le va bien el jueves para hacer una reunión de evaluación; además, el profesor de 3º de primaria le pide que se haga cargo de su clase que el va a cambiar las ruedas del coche (!!!¡¡¡); además en la guardia de autobús (que me ha tocado toda esta semana) aún sabiendo que no conozco a los niños/as (solamente a los cerca de 60 que les doy clase) y que sería bastante fácil que se me extraviara alguno, NINGUN PROFESOR ha tenido la delicadeza de ayudarme. Me veían agobiada por no dar controlado la situación y se limitaban a poner ojos de pena, pero en su mirada se podía leer "te jodes, la guardia es tuya y te la comes solita".

    Es estupendo ser sustituta.

    ResponderEliminar
  10. ¿Deberes?...mmm... lo tendré que mirar en el RAE...

    ...

    Por cierto... ¿qué es el RAE?

    ResponderEliminar
  11. ¿Educación va con h o sin h? ¿Y en francés? Creo que volveré por aquí ¿volveré va con v o con b? ¿Cuál de ellas?

    Saludos casposos.

    ResponderEliminar
  12. Chica!!!Hace 5 dias que no actualizas!!!Te echo de menos.Espero que estes bien y que tu asencia sea un preludio de felicidad o por que te has quedao sin internet.
    Bssss

    ResponderEliminar
  13. Mi niña espero no haberte ofendido con mi post,no queria decirlo en ese sentido, salir del hogar es duro para todos, en eso si te doy la razón, a lo que me refiero es que para un canario es más dificil regresar a casa, pegarse una escapadita o lo que sea, si esta en murcia que para un andaluz o un valenciano, porque hay muy buena comunicacion en autobus o tren, lo veo de esa manera mi niña. Salir del hogar es lo mismo si te vas a tenerife o a Portugal, no lo niego, pero es más facil venir un finde a La Palma si estoy en Tenerife que en Portugal.
    Es eso lo que quiero decir, por eso siempre diré que has tenido un mérito...y que me quito el sombrero ante ti.
    Un besote.
    Me refiero realmente a los medios de transporte que hay que poner para llegar a Canarias.
    Un muak guapa.

    ResponderEliminar
  14. No es ofensa en absoluto, Julia, es que me llama poderosamente la atención eso que has dicho y que he oído de tantos canarios.

    Ahora veo que no es el sentimiento, sino la percepción que tenéis de la movilidad geográfica que tenemos los peninsulares.

    Es cierto que nosotros podemos coger un coche y ponernos en un plis plas en Madrid (después de 5 horas de coche y una burrada de dinero en gasolina). Al cambio, un palmero sale ganando en tiempo y en dinero, si es que ha podido coger un buen billete de avión.

    Cada ubicación geográfica tiene sus ventajas, y sus inconvenientes.

    Me acuerdo de cuando el año pasado mismo rezaba: "Virgencita, que me den un cole cerca del aeropuerto".

    ResponderEliminar
  15. Jeje, puede ser seguramente lo que dices, creo que los canarios vemos que los penisulares se pueden mover con mas facilidad, pero si lo dices así, y comparas las cinco horas de coche y el cansacio que conlleva (lo sé porque he hecho largos trayectos por alemania en coche) y el avión pues puede que salga ganando el avión, lo malo es que siempre hay que estar pendiente de los billetes, del horario...
    Pero sinceramente ahora que lo dices, puede que tdo se deba al punto de vista desde el que se miran las cosas, todo tiene su parte buena y su parte mala.
    Un besazo.
    Por cierto si quieres te puedes apuntar en Murcia porque me parecio entender que para apuntarte en primaria sirve cualquier especialidad de magisterio.
    Muak

    ResponderEliminar
  16. La educación está fatal, en parte por culpa de los docentes, que hay veces en los que no se implican, otras veces por culpa de los padres, que no ponen de su parte y otras veces por parte de la administración que no hace bien su parte del trabajo.

    Como dice Paty, a veces dan ganas de pincharle a la gente las ruedas del coche...

    Por cierto, estoy escribiendo menos entradas porque ando liada como pocas veces; gracias por el interés.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Chica,creo que exageras un poco. En la enseñanza, lo mismo que en todos los trabajos, hay obligación de entregar la baja.¿Que hay gente remolona?,no más que en otros trabajos.
    Yo trabajo en un centro donde casi siempre faltan los mismos, pero en la empresa de mi hermana, pasa algo similar y no se dedican a la enseñanza.
    También podemos decir que hay sustitutos con poquitas ganas de trabajar. Entiendo que no es lo mismo estar en un centro en tu clase
    todo el año,pero algunos son penosos.¿Por ser enseñantes?... NO, porque son así y así serán siempre.
    Nunca se puede generalizar y hacer una retórica tan sesgada ofendiendo a mucha gente que se está dejando la piel en ello, ¿o no?

    ResponderEliminar
  18. Yo alucino Noe, no puede ser verdad lo que dices. Si eres profe del centro, tendrás tu tutoria y nadie te dirá que vayas a otra clase...
    No cuentes milongas

    ResponderEliminar
  19. Puedo asegurar que no exagero.

    Y no, no tienes por qué tener una tutoría cuando estás en un centro.

    ResponderEliminar
  20. Sino tienes tutoría serás específico. Darás tus clases y harás sustituciones como los demás. Lo que pasa que si eres de francés y hay pocas unidades, tendrás más horas libres que el resto. No me cuentes la vida de los colegios, que me lo se. En nuestra profesión, no manda el ministerio a nadie para que esté de comodín, ¿o si?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Inma, me da que hablas mucho y sabes bien poco...

    ResponderEliminar
  22. Sabré poco, no lo dudo. Pero tu en tu comentario demuestras mucha crudeza.Aquí desde luego, no pasa eso y si pasara daríamos parte al inspector. Siempre hay caraduras, entre los interinos y sustitutos también.
    Perdona mi intrusismo y mi ignorancia.

    ResponderEliminar
  23. Inma, lo único que pasa es que yo hablo de las situaciones que he vivido y tú de las tuyas. Si la mía es una opinión fruto de una vivencia sesgada, quizá la tuya también lo sea.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)