El OVNI rojo

Mi coche rojo, mi amado bólido, no es un coche: Es una nave espacial.

Reconozco que aún no le tengo explorados todos los botoncitos. Sé poner y quitar las luces, sé poner los antinieblas delanteros y traseros, todo lo que hay que saber del limpiacristales, sé ubicar y usar las palanquitas para abrir el capó y el depósito de combustible, sé cambiar de posición los asientos... Vaya, que yo creía que me lo sabía todo de mi coche.

Pero no.

El lunes por la mañana (eran apenas las ocho y cuarto) estaba yo a bordo de mi bólido bajando la montañita llegando a Sanlúcar de Guadiana y, en medio de la zona de "curvas y pendiente peligrosas" (Hay un cartelito que lo indica) el coche se pone a pitar.
- ¿Qué pasa?- Pienso mientras miro con un ojo el salpicadero y reduzco a segunda para no salirme de la carretera en el giro.
Veo que mi bólido-OVNI me está alertando de la posibilidad de que haya hielo en la carretera puesto que en el exterior estamos a dos grados con un dibujito precioso de una estrella de hielo puesta encima de una carretera.


No sé qué me mola más, si el dibujito, o que el OVNI tenga una calefacción de la leche...

Comentarios

  1. Bravo por tu coche jeje..., avisando como tiene que ser.
    Un besazoooo.
    ¿2 grados? ayy que frio.

    ResponderEliminar
  2. La calefacción... la calefacción sin duda alguna. Eso mola... el dibujito sólo lo adorna, para que mole más.

    Calorcitooooooo ¿donde estáaaaas?

    ResponderEliminar
  3. Jeje, la primera vez que el mío pitó, me llevé un susto de muerte, ¡chachis! ya he tocado algo... hasta que vi la pantallita alertándome del hielo. Pero yo no tengo dibujito, sólo una "i" en un circulito y el texto informativo.

    Por cierto, que el mío hoy se ha puesto a -1!

    ResponderEliminar
  4. jajaja HACE DOS MESES QUE TENGO MI PEDAZO DE COCHE NUEVO QUE ME REGALO MI AMADO CHICO...TODAVIA NO HE EXPLORADO TODO PERO A PARTIR DE AHORA, CADA VEZ QUE DESCUBRA ALGO NUEVO, ME ACORDARE DE TI QUERIDA!!!

    ResponderEliminar
  5. Mi coche tiene también solo un mes, y aun me quedan luces y pitidos por descubrir.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)