Mañana de nostalgias

Esta mañana he venido hacia el cole escuchando en el coche un cd con canciones de las que me ponía en el Ipod en Tenerife cuando iba a trabajar... Y con el innegable poder evocador de la música he venido recordando hechos y situaciones que me han puesto de lo más nostálgico.

Sobre todo me han venido a la cabeza las mañanas lluviosas de La Laguna con mi paraguas plegable. El momento esperando a Margarita en la puerta de su casa, el sonido de los coches sobre las planchas de acero, las campanas del tranvía llegando cerca. Luego, el paseo hasta el punto de reunión para ir en coche hasta el colegio.

He recordado también la imponente vista del Teide cuando vas por la autopista, esa Orotava combinando el verde de la vegetación y las casas salpicadas. Y el mar. Ese mar que inundaba los colegios colándose el azul por las ventanas, trayendo la brisa fresca con olor a sal. Los días de son donde podías ver que en el mar llovía. Y las mañanas de lluvia donde podías ver el sol iluminando las olas.

He recordado las mañanas esperando a Mª Jesús, mientras veía despegar y aterrizar aviones, unos más cerca que otros. Y las tardes con el viento que baja del Teide nevado que hacen de La Laguna un lugar para abrigarse bien y quedar para tomar un chocolate caliente.

En todo esto pensaba hasta que he pasado por una finca camino de Sanlúcar y un cochino pata negra me ha mirado como diciendo: - Menuda cara que llevas.

Comentarios

  1. Pues ya sabes, vuelve, de vacaciones y nos tomamos un chocolatito caliente en Don Tito. Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje muy bueno lo del cochino! Cuando tienes buenos recuerdos de los sitios es inevitable la nostalgia. Piensa que algun dia puedes volver y de vacaciones que siempre sera mejor....besos.

    ResponderEliminar
  3. A mí me encanta remontarme a tiempos pasados, que no siempre fueron mejores, la verdad, pero siempre están rodeados de un no sé qué romántico. besos.

    ResponderEliminar
  4. Que bonito Lileth... que ganas tengo yo de tomarme un chocolate de esos y que se vaya de una vez el calor, que en Santa Cruz no cae una gota... y tengo ganas de estrenar mi ropa de invierno. un beso

    ResponderEliminar
  5. Entiendo tu morriña, yo soy canaria pero estoy por La laguna de paso y no se si por tenerife también...pero es que tiene un no se qué que no sé explicar...¿será que el frío engancha? ¿será que la tarta del chocolate del café época engancha? ¿será que las castañitas o los turrones que venden en la plaza de la catedral engancha? ¿o será que ira tomar un cortadito con las amigas por las cafeterias lagunera engancha? Hay ciudades mas bonitas...pero de canarias es la ciudad de la amistad...Esa es mi experiencia.

    ResponderEliminar
  6. Yo tambien guardo muy buenos recuerdos d mi "estancia" en esa isla, deje muy buenos amigos. Por suerte (o desgracia) el trabajo se encarga d no tner q ejercitar la memoria para recordarlo todo jeje

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal