Por los bajos fondos

Llovía esta mañana cuando, a eso de las siete y poco de la mañana, estaba enfilando con el bólido la salida de Huelva capital, dirección a Gibraleón, bajo una intensa lluvia. En el último semáforo me suena el móvil y Camarón se pone a cantarme:

- ¡Volando voy! ¡Volando vengo!...

Busco con la mano derecha el móvil en el bolso mientras no le quito ojo al semáforo que, justo en el momento en que creo haber encontrado el móvil, se pone en verde. Arranco.

Maldigo la situación, porque sé que quien me llama es mi madre, Camarón de La Isla es exclusivo de ella, y no me va a llamar al móvil bajo el diluvio sabiendo que voy conduciendo si no pasa nada. Me dispongo a tomar la primera vía de servicio que pueda para llamarla. El diluvio continúa.

La primera vía de servicio se halla a medio camino entre Huelva y Gibraleón; no la he tomado nunca y, cuando paro el coche a un lado, veo que lleva a... Un puticlub. Genial.

- Mamá, dime.
- No, dime tú, que me has llamado.
- No, mamá, me llamaste antes, es que no lo pude coger- Los gorilas de Europa del este me miran con curiosidad.
- Ah no, es que alguien me llamó, antes y pensé que eras tú.
- No mamá, yo iba conduciendo.
- Pues alguien me ha llamado.
- Pues yo no he sido- Los gorilas se ríen y me miran.
- ¿Y quién puede haber sido?
- No lo sé, mira... te dejo, que es que estoy parada en la puerta de un puticlub- Miro de reojo a los gorilas...
- ¿Y qué haces ahí?
- Llamarte, mami- Respondo mientras me masajeo las sienes con la mano libre- Adios, que si no voy tarde.

Nota mental: Tengo que enseñar a mi madre a ver las llamadas perdidas del móvil.

Comentarios

  1. jajajajaja y hazlo pronto!!
    Yo con la mia, directamente ni lo intento. Suerte en la empresa!!
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Mi madre lo consiguió!!!! Ay que ver el juego que dan las llamadas de móvil últimamente

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA Imagínate que llega la poli!! Y tú: "Les juro que soy maestra, que sólo iba a trabajar!!". XD Un besito!!!

    ResponderEliminar
  4. uy, creo que eso es perder el tiempo, almenos yo con mi madre me doy por vencida!! le he dado clases l,m y v de 16 a 17h para enseñarle a enviar sms y no hay forma.... sin embargo mi padre, parece el creador de los nokia, les da vuelta y media a los móviles!!! suerte y no desesperes

    ResponderEliminar
  5. Mi madre colgaba con la oreja. Se apretaba tanto el teléfono en la oreja que le daba al botón. Ahora ya sabe hasta mandar sms. Todo es cuestión de tiempo. Un abrazoooooooo...

    ResponderEliminar
  6. No sé yo si conseguiré esos avances... La verdad es que tiene parte de encanto esto de que te llamen así, de sorpresa...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)