Mañana, los peep toes

Hace casi un mes me compré unos peep toes en Blanco. Los he visto por algún blog; son esos con el fondo blanco, rayas marineras en azul marino y un vivo y lazada en rojo. Me los compré en el Blanco del Aire Sur, en Sevilla.

Los zapatos viajaron conmigo a Cabra y han permanecido metiditos en su bolsa casi un mes pero, si nada cambia, mañana los saco a pasear y los llevo al cole. No sé quiénes van a estar más contentos, si ellos o yo.

Hoy ha lucido el sol en Cabra y no ha sido necesario llevar un chaquetón para permanecer en el exterior. Los chicos han vuelto de la clase de Educación Física chorreando en sudor y con algún que otro sarpullido escandaloso por reacción alérgica a algo (¿al buen tiempo?) que me ha obligado a estar mandando chicos a casa.

Mi lado canario, amante del sol, me ha hecho estar todo el recreo acumulando calor cual lagarto gigante de El Hierro. Eso de haber ido vestida de negro ha ayudado, está claro.

La web del inm pronostica que el buen tiempo permanece al menos unos días más, así que ya me froto las manos por poder cambiar de vestuario y de postura, que la chepa que sale de ir encojida por frío no favorece a cualquiera.

Sé de buena tinta, porque mis compañeros de trabajo son unos chivatos perdidos y porque el alumnado es poco discreto, que mis zapatos son tema de conversación habitual entre el alumnado. Si he de ser sincera, pocos tacones he visto andar por Cabra, así que me pregunto la reacción que provocarán unos peep toes de Blanco. Seguiré informando.

Por cierto, iré pertrechada con un buen arsenal de tiritas...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal