Cabra y la homosexualidad

Boca que arrastra mi boca.
Boca que me has arrastrado:
Boca que vienes de lejos
a iluminarme de rayos.

Miguel Hernández

Durante el último mes he trabajado, entre otras cosas, este poema de Miguel Hernández con mis alumnos de Segundo de Educación Secundaria. A través de estos versos he trabajado aspectos del ritmo como la rima, la anáfora o el encabalgamiento; pero además he pretendido iniciar a los chicos en la reflexión de los sentimientos y sensaciones que nos puede trasmitir la lectura de poesía.

Al preguntar a los alumnos y alumnas qué interpretación hacen del poema, invariablemente, me dijeron:- "Un hombre y una mujer que se besan".

- Pues no, chicos- respondí yo- no sabemos si se besan un hombre y una mujer, dos hombres o dos mujeres. Porque esta poesía va de besos, no de quién se besa. Va de los sentimientos que llevan a besarse, de las sensaciones que provocan los besos- proseguía yo, totalmente envalentonada...- Porque al fin y al cabo lo importante aquí es el sentimiento, no entre quién se produce... porque el amor, chicos, es entre personas, y da igual qué sexo tengan.

Miradas atónitas me seguían desde detrás de los pupitres.

En Cabra del Santo Cristo tenemos al borracho del pueblo, al cerrajero del pueblo (que trabaja a menudo arreglando las cerraduras del cole a las 8 de la mañana), al tonto del pueblo, al alcalde del pueblo, al cacique del pueblo y también tenemos al "maricón" del pueblo. ¿Una formación adecuada puede cambiar las etiquetas peyorativas? Espero que sí, y que sea pronto.

Comentarios

  1. Es normal que no sepan que los homosexuales se besan si solo teneis a UN maricón en el pueblo...

    (Chiste malo, pero sabes que no puedo contenerme, soy así de malo)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal