Por pedir que no quede

Ya que hoy es mi santo (y no me llamo Rocío) me pido como deseos de última hora:

Trabajar el curso que viene en un colegio que me coja cerca de casa, en Huelva. Dormir en casa mientras estoy trabajando es algo que no hago desde hace seis años, en mi época de dependienta.

Que me pongan en Huelva un H&M y un TopShop.

Tampoco pido tanto, ¿no?

Comentarios

  1. Hola! has sido Enhorabuena,
    Su blog ha sido premiado desde “Diario del Olvisino” con el premio “Brillante Weblog 2008".

    Muchos saludos desde http://olvisinos.blogspot.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)