Incentivos de La Junta de Andalucía para el profesorado

Desde hace un tiempo, la Junta de Andalucía está intentando poner en marcha un programa de incentivos al profesorado que, simplificando, busca la mejora de los resultados académicos de los niños y niñas andaluces.

De esta forma, si aumentamos el número de aprobados, echamos algunas horillas más y tal la Junta de Andalucía nos promete un dinerito de lo más interesante. Es decir, se primaría al profesorado que mejorase los resultados académicos que dependan de él.

Ahora bien, ¿cómo se mejoran los resultados?

-Conocer diferentes metodologías y estrategias didácticas ayuda a saber qué hacer en diferentes momentos, te permite plantear alternativas y ayuda a dar una atención individualizada al alumnado. Para esto ya contamos con las formas de reciclaje profesional a través de cursos, y las facilidades para proseguir estudios que ya daba la Junta.

-Un material didáctico adecuado puede ser determinante a la hora de dar la clase. No me refiero a un libro de texto, que también, sino que atinar a diseñar y usar un material elaborado por nosotros mismos ayuda muchísimo y puede resultar muy motivador para los chavales.

-Mejorar la base de conocimientos del alumnado. El conocimiento puede ser comparado con un edificio. Lo nuevo se sustenta sobre lo anterior como las plantas de un edificio. Si las estrategias y los conocimientos de cursos anteriores (o de momentos anteriores del mismo curso) no están bien fijadas, las nuevas puede que se fijen mal, de forma incorrecta o que no se fijen. Para ello hay que dar importancia a todas las etapas educativas, desde Educación Infantil, sin llegar a ignorar la estimulación que se recibe en el entorno familiar desde el momento del nacimiento.

-Ofrecer técnicas de estudio eficades. Coges el texto, leer, volver a leer, subrayar... ¿Alguien hace de verdad todo eso? Desde mi punto de vista, hay que ayudar al alumnado a desarrollar sus propias estrategias de estudio, a resumir, a mantener la atención


Mil y una cosas se me ocurren que pueden influir en los resultados del alumnado; sin embargo no se me ocurre ninguna que no pongamos ya en juego los profesores en el aula. Al final, en definitiva lo que termina contando es el estudio que realiza en chico, o la chica, en casa.

Este tiempo de estudio es más importante cuanto más avanzamos, poco en Infantil, más importante en Primaria y totalmente decisivo a partir de Educación Secundaria.

Vuelvo al pensamiento del principio: La Junta de Andalucía quiere que mejoremos los resultados, y parece que presupone que el profesorado no pone todos los medios a su alcance... Cuando hay una serie de variables que no podemos controlar.

Lo que sí puede controlar la Junta es la ratio profesor-alumno (claramente mejorable en muchos casos), el material con el que se dota a los centros (En mi centro actual el escaso, escasísimo, material de francés lo han regalado las editoriales), o la celeridad con la que se cubre al profesorado de baja.

La Junta puede hacer mucho más por mejorar la calidad de la educación andaluza de lo que hace hasta ahora. Que se pongan manos a la obra y nos asfixien un poco menos.

Comentarios

  1. A mílo del incentivo ese me huele a "soborno oficial". Si los 50€ te los da el padre de un alumno, es un soborno. Si la Junta te da 300€, es un incentivo. Pero para mí es lo mismo.

    Y es que los políticos piensan que salvando las cifras, se salva la educación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)