II Salón del cómic de Huelva

Esta semana pasada, de jueves a domingo, se ha celebrado en Huelva la segunda edición del Salón del cómic. Exposiciones, interesantes conferencias y muchas actividades puede ser el resumen a grandes rasgos de lo que ha tenido lugar durante la celebración del evento.

Yo sólo puedo aportar mi visión del sábado tarde, donde parece que el resfriado me quiso dar una tregua y pude pasarme por Casa Colón a echar el rato.

Mi sobrino, el ingeniero de gomas, fue llamado por los cantos de sirena de la competición de Nintendo DS, pero una vez allí parece que llegó con el tiempo justo y no se pudo apuntar, no lo encontró o lo que fuere. Sin embargo cuando llegué estaba jugando a darse maporrazos con chavales que le doblaban la edad, con espadas y lanzas hechas de plástico y foame; vamos, con lo ideal para hacer una partidita de rol en vivo.

Una de las mejores cosas fue saludar a gente que hacía tiempo que no veía. De hecho no coincidí con más de puro milagro. El karaoke de canciones de series en japonés estaba animadísimo, con gente tocando el sable laser de Darth Vader cual espada del guitar hero. Lo dicho, una pasada. Da gusto que la gente de Huelva responda así. Y un aplauso a Gerardo Macías, el organizador y el alma del evento, que tanto está haciendo por la cultura en Huelva.

El señor X y yo nos dimos una vueltecita por los stands, donde me compré un Voodoo Dolls. Qué ganas tenía. La verdad es que me costó elegir pero Einstein estaba tan conseguido que en cuanto lo vi lo tuve claro. También me compré unas chapitas para las cazadoras: una de Bola de dragón, una con la cara del gatobús y otra que no me acuerdo (la fiebre me tiene el cerebro para tirarlo). El señor X estaba muy feliz con su cinta del pelo de Naruto... Y supongo que yo tengo esa misma cara cuando salgo de Zara...

Por cierto, para quien desee estar al día de la agenda cultural de Huelva y provincia, que no deje de pasarse por Made in Huelva.

Comentarios

  1. Gracias por la referencia

    una vez mas mis disculpas por lo de tu sobrinito pero como bien dices, se lo pasó también bien. Al fin y al cabo es de lo que se trataba.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal