Nuevos horizontes

En octubre de 2007 se abrió, de nuevo tras seis largos años, la bolsa de francés en Andalucía.



En primer lugar se abrió una bolsa donde nos iban a ordenar exclusivamente en función del expediente académico con el fin de disponer de una lista de carácter urgente con la que cubrir bajas. Pero esa bolsa nunca llegó a funcionar.



Después de esta primera bolsa sí que pudimos echar una segunda bolsa donde, esta vez sí, se contabilizaban todos nuestros méritos: expediente académico, formación complementaria, tiempo trabajado...



Nos hemos pasado meses y meses esperando que se baremase esta bolsa. Y siempre pensé que iba a estar en buen puesto; sin embargo, cuando se ha publicado la bolsa son mejores mis nuevas expectativas de lo que había imaginado.



Hoy por hoy estoy en séptimo puesto en las provincias mejor situadas, y en el undécimo en las peor situadas (tengo aceptadas todas las provincias andaluzas). Teniendo en cuenta que en tan sólo esta última semana la lista ha bajado 5 puestos... me he empezado a poner nerviosa.



Aún así pocas son las esperanzas que tengo de terminar el curso enseñando francés por tierras patrias. Pero una cosa tengo clara, si se produce la llamada de la tierra, voy a hacer como Sarkozy: Si tu me dices ven, lo dejo todo.

Comentarios

  1. Qué bien, no?? A ver si tienes suerte y te llaman que, aunque sea para Almería (por poner un ejemplo) siempre estarás más cerca de casa que desde Canarias... Y si te llaman ya para Huelva... Buf!! Qué nervios!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)