En la farmacia

Esta tarde, aprovechando que tenía que salir a la UNED, me paré en una céntrica farmacia de La Laguna.

Detrás del mostrador, una oronda señora con gafas me pregunta que qué deseo.

-Supositorios de glicerina Rovi para adultos.

En ese momento, suena un teléfono y me dice la señora:

- Mi compañero te atiende.

De la rebotica emerge el boticario más buenorro de toda la isla.

- Dime.
- Esto... Supositorios de glicerina Rovi para adultos, por favor.

Busca la cajita cerca.

- ¿Algo más?.
- Sí, tapones para los oídos, para el ruido, que mañana es jueves ya y vivo en plena zona de marcha.

Boticario buenorro sonríe.

- Aquí tienes, ¿necesitas algo más?- Me tutea el muy osado.
- No, gracias, ya tengo los tapones... y mi compañera de piso sólo me encargó lo otro. Es que le duele la barriguita, ¿sabe?- Miento despiadadamente mientras el buenorro asiente mostrando su comprensión.

Salí de la farmacia con la cabeza muy alta. Y es que una tiene su dignidad.

Comentarios

  1. Jajaja yo hubiera hecho lo mismo. Digo!!

    Muak.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... jajaja!!! yo me hubiese inventado algo y ni los menciono!! aunque sean una cosa muy digna...

    ResponderEliminar
  3. Niña, qué farmacia es esa? Me voy ahora mismito a comprar...lo que sea!

    ResponderEliminar
  4. Es que estoy haciendo el recorrido mental desde el Nazaret a la Uned y la única farmacia que se me ocurre es la de San Agustín, y no recuerdo ningún farmaceútico buenorro. O será la de la Catedral? Lileth, no nos dejes con la incógnita!

    ResponderEliminar
  5. jajajaja!qué bueno!haces bien yo hubiera hecho lo mismo!vamooos!besos
    Te volví a nominar jajaja

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, que bueno...yo también lo haría...
    porque en las farmacias que yo voy no hay tios cañón?.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Lileth dinos dónde queda esa farmacia, porfa!

    ResponderEliminar
  8. Mmmm Por la catedral, por la catedral. Ya me hicieron ir dos amigas justo a esa farmacia después de saber esto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)