Día de Reyes

En mi casa, como somos muy originales para todo, los Reyes magos vienen el día 5, en vez del día 6 como es la tradición.



El día 5 desde por la mañana empezamos a colocar las cosas en el salón, agrupando los regalos en función de a quién van dirigidos y hoy, a estas alturas de la tarde (estamos a punto de comer) el salón está lleno de paquetes. Este año hay paquetes de Massimo Dutti, Zara Home, El Corte Inglés, librerías... Incluso hay un vale por un regalo que pedimos a distancia y no ha podido llegar a tiempo. Este año, los Reyes Magos han tenido muchos problemas logísticos.


Cuando volvamos de ver la cabalgata y lleguemos a casa merendaremos el roscón de reyes que se ha comprado esta mañana en la confitería del barrio (uno de crema y uno sin crema) y abriremos los regalos.

Mi duda este año es la misma de los últimos años: ¿Me traerán los regalos que pedí en la carta o caerá otro pijama?. Sinceramente, espero que no, ni pijamas ni zapatillas.

Mantendré cruzados los dedos hasta esta tarde.

Comentarios

  1. Esperemos que te traigan lo que pides! A mi me da igual mientras no me traigan un neceser..

    ResponderEliminar
  2. Bueno Lilteh, cuánto tiempo!!!!. Es que hija esto de vivir en otro sitio es un rollo, ando más liada que la pata de un romano... La verdad que lo de organizarme nunca ha sido mi punto fuerte y nunca me acabo de desliar.
    Espero que todo te vaya muy bien y que los reyes hayan sido generosos.
    Un beso chata.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, pues sí. Ni Nostradamus. Yo he hecho doblete: pijama y zapatillas, bueno, y más cosas, pero bueno.
    Suerte!! xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)