Egoísmo

Esta tarde, después de dos días sin salir a la calle por el resfriado, por fin, me ha dado el aire.

Como íbamos a echar una carta a Correos, apovechamos y ya que estábamos en El Corte Inglés (o a ese centro comercial pachucho y vergonzoso que tenemos en Huelva), nos hemos dado una vueltecita.

Todo el mundo en estas fechas va paseando por las tiendas buscando posibles regalos para los seres queridos. Yo también.

Y como me quiero y pienso tanto en qué podría gustarme me he comprado un jersey calentito en rosa oscuro (no fucsia) y unas botas monísimas en ante gris (de esas que se quedan arrugadas en torno al tobillo).

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)