Confiar

Debería levantarme de la cama y confiar en que va a ser un buen día.

Debería ducharme y confiar en que el agua arrastrará de mi mente todas mis paranoias mentales.

Debería bajar a desayunar y confiar en que no volveré a coger esos kilos a los que tanto temo.

Y debería confiar en que luego lloverá y yo podré tener la sensación de que todo está bien.


Así que, para empezar... me bajo de la cama.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal