La goma vengadora

Rodin necesitaba años y toneladas de bronce para crear una obra de arte, expresiva y con significado.



Mi sobrino sólo ha necesitado la hora de lengua, una goma vieja, una chincheta, papel y pegamento para emular al artista. La goma, caracterizada como un ángel vengador de fría sonrisa, nos ha cautivado a todos a la hora de la comida.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)