Consideración y religión

Soy atea.

Soy atea en mi casa, y calladita.

Pero la gente de abajo no. Cantan los domingos por la mañana, vale. Pero encima han convertido el local en un club social.

Así que hoy, festivo, llevan dando la lata desde las diez de la mañana. Han parado para comer y a las tres y media de la tarde ya estaba el niñito de la batería dale que te pego. Hay conversaciones a voces, juegos de adolescentes y griterío de niños. ¿Pero esta gente no duerme? ¿No se pueden ir de convivencia a los pinos de Aljaraque, como hace todo el mundo? ¿No puede alguien apelar a la sinceridad y decirle al de la batería que lo deje de una vez?

No entiendo cómo se compatibiliza lo del amor al prójimo y lo de, a la vez, matarlo de sueño y darle jaquecas a base de ruido.

Consideración, por favor, con quienes no comparten el mismo credo, ni el mismo horario de sueño.

Comentarios

  1. Tan facil como llamar a la Policia Local y plantar una denuncia por exceso de ruidos. No creo que una Bateria se pueda tocar tan alegremente encima de una casa. Por eso los grupos se van a ensallar a poligonos industriales, y no al local debajo de casa. Denuncia y que insonoricen el Local, que seguro que pueden con los donativos.
    Es que parece que si eres catolicocreyente no molestas a los demas.....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)