Elegancia lusitana

Esta tarde he ido de nuevo a Portugal.
Hace cosa de dos semanas pasé un día por allí y vi un abrigo en el Mango de Faro; no lo compré porque pensé que en Huelva, o lo más en Sevilla, lo iba a encontrar, pero al final parece que la firma tiene colecciones diferentes para cada país.
Así que esta tarde a Faro, es lo bueno de tener un diésel.
Me planto en Faro con camisa de zara roja, mangas sisa, colección nueva (no sé qué moda es esta de hacer un segundo verano después de rebajas, pero no me voy a quejar); pantalón hiperpitillo del Berska; bolso rojo comprado en La Palma y chancletas metidas por el dedo, porque para ir de compras hay que ir cómoda.
Entro en Mango y genial, encuentro mi abrigo y un "noséquéponerme" negro. Mi novio y yo comentamos que, comparando con las tiendas Mango que visitamos justo ayer en Sevilla (tenemos la semana viajera), la colección es diferente: Hay prendas iguales pero muchas otras diferentes. No lo tuve claro hasta que me da por mirar el corte de los pantalones que venden: de campana o rectos. Prácticamente ningún pitillo. Toma ya, llevan un año y pico de atraso en la moda.
Cuando salgo a la calle compruebo que no hay portuguesiña que lleve algo tan fashion y tan pitillo como yo (¿No se publica el Vogue en Portugal?), así que las chicas me miran los pantalones y ponen caras raras.
Al principio lo comento riendo con mi novio.
- Me miran los pantalones, jijijii.- Yo tela de divertida.
Al final de la tarde no es tan divertido: algunas me miran y se ríen. Me siento un poco fuera de lugar, como con un gorro de lana y borlita tomando el sol en la playa.
Mi novio mete el dedo en la llaga:
- Eres una horteeraaaaa- Canturrea.
Yo me parto, y me río de mí, de mis pitillos y de la absurdez de la situación.
- Soy fashion, ellas son las horteras, no sé por qué se ríen de mí- finjo resentirme.
Mi novio da en el clavo, qué positivo es el tío, no lo puede remediar:
- Míralo por el lado bueno: ellas se ríen una sola vez, al verte, tú te llevas riendo ellas toda la tarde. Tú te diviertes más.

Comentarios

  1. Si te sirve de consuelo, seguro que alguna de las "quinquicillas" de aqui de puertollano habria levantado sin duda aun mas revuelo que tu. Ayer pude ver en la feria una bailando en una caseta con una bata de casa rosa y babuchas. Toda una tendencia..... Al principio no me lo creia, y pense que era el Barcelo que llevaba acumulado, pero al preguntarle al colega que iba conmigo, efectivamente, era real, no era una percepcion alcoholica, ni nada que se le parezca.
    Lo dicho, gente sin complejos.

    ResponderEliminar
  2. yo creo que te miraban pensando: qué tendrá esa que no tenga yo.

    ResponderEliminar
  3. No sé, no sé... si es que este tipo nuevo de pantalones a veces no favorece mucho tampoco...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal