Recuerdo que...

Antes de que hicieran la autopista, la carretera a Punta Umbría era una nacional de doble sentido, con tramos de engañosa visibilidad y ciertamente muy peligrosa. Además, los coches de hace 25 años tampoco tenían airbags, ni la carrocería que absorve impactos, ni nada de eso.
Pasó al menos hace 25 años, y lo recuerdo por conversaciones de mis padres, y porque fue muy comentado aquí, en Huelva.
Idiotas al volante ha habido siempre. También hace 25 años. Por lo visto, una carrera de coches de madrugada provocó un accidente mortal. Murió una chica y otra resultó herida muy grave, tanto que perdió la memoria.
Equivocaron los bolsos con la documentación de las chicas. Una muerta y la otra desmemoriada. Evidentemente enterraron a la chica fallecida y media Huelva fue al sepelio. Mientras, la chica sin memoria fue entregada a su familia, y tardaron meses en hacer caso a la mamá de la chica, que no identificaba los lunares y pequeños detalles físicos de la otra chica, que seguía sin recordar.
Al final se destapó el asunto, de la chica en una tumba con un nombre que no era el suyo, de la chica sin memoria que había sido dada por muerta.
Una historia digna de Nieves Concostrina. http://www.nievesconcostrina.es/

Comentarios

  1. Esa chica es de una familia de Camas (Sevilla) que es muy conocida por dedicarse a materiales de fundiciones de hierro.

    ResponderEliminar
  2. Wow, me he quedado de piedra con la historia! O__o

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)