Estrategias de marketing

Cuando mi novio, tan ocurrente él, se hizo una cuenta de correo que se llamaba "Nometoquesloswebs" le recomendé, creo que con muy buen criterio, que no la usara el currículums profesionales.

Sin embargo, he de reconocer que hay cuentas de correo que no se olvidan.


Estaba el otro día dando una vuelta por Punta Umbría y no pude evitar fijarme en la cuenta de correo que lucía provocadora en el lateral de un camión, de una empresa de pinturas.


Primero me pareció jocosa; luego, inadecuada. Pero el que dió en el clavo fue mi novio, al recordarme al día siguiente que aún me acordaba de la dirección de correo.


De todas formas no puedo evitar pensar que el muchacho se compró una moto con mucho esfuerzo, y que la quiere más que a su novia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Dress Code para maestras (y maestros)

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal