Pompeyo y su culete regordete

Pompeyo y su culete regordete

Pompeyo era un niño que se portaba muy mal y cuando se portaba mal su madre le daba azotes en su culete regordete. Así que el culete regordete le decía a Pompeyo: "A ver si te portas mejor, que cuando te portas mal a quien pegan es a mí".
Pero Pompeyo seguía portándose mal, así que el culete regordete dijo: "Ya no aguanto más". Y el culete se fue.
Al día siguiente Pompeyo fue al colegio, pero no pudo sentarse porque no tenía culete.
Por la tarde fue al parque, pero no se pudo columpiar porque no tenía culete.
Esa noche Pompeyo lloró muy arrepentido y prometió portarse bien. Y el culete volvió.
Fin.

Cuento inventado y escrito por Ithaisa, 6 años.

Comentarios

  1. Dios, si Pompeyo El Grande levantara la cabeza!!!

    El cuento mola, era coña.

    ResponderEliminar
  2. ese cuento no se lo ha inventado, existe en uan editorial.

    ResponderEliminar
  3. Ésa historia es una mierda. ¿Cómo es posible q un cuento infantil aplauda el maltrato físico? X otra parte, la historia es boba; de niña, me gustaba leer buenos libros (dentro de la literatura infantil-juvenil, me gustó "La Historia Interminable", de Michael Ende), y con ése cuento q acaban de comentar, me hubiese limpiado el culo.

    ResponderEliminar
  4. Me había quedado flipada con el cuento inventado por la niña, pero al leer los comentarios, he hecho uso de Mister Google, y voilà, existe un cuento llamado "Un culete independiente", por Jose Luis Cortes.
    Se ve que los papis de la niña le habían contado el cuento para que aprendiera a portarse bien.. ¬¬

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)