Si el diablo viste de Prada los demonios lo hacen en Zara

Ayer me vi la peli "El diablo viste de Prada". Y saqué varias conclusiones.

1) No me pinto los ojos lo suficiente.
2) Si tener la 38 es estar gorda, yo con mi recién estrenada 40 estoy hecha una vaca.
3) Llevo el pelo horrible.
4) Sí que molan las uñas de las manos en negro.
5) No me gusta mi ropa. Lo quiero todo en negro, negro, negro.


Así que me puse directamente manos a la obra. Me retoqué la manicura. Y tal como terminó la película salí pitando a la peluquería con la cara pintada como una puerta.

Y luego dicen que cuando somos adultos el cine no nos influencia. Y una mierda.

Eso sí, la protagonista es una papanatas. Su jefa no era tan mala. Eso lo dice porque no conoció a la mía.

Mañana mismo empiezo (o prosigo) la renovación profunda de todo mi vestuario.

Comentarios

  1. ¿Por qué todas las chicas salimos de esta peli con retos personales? hahaha

    Unas quieren flequillo, las otras taconazos y gabardinas, las otras manicuras y maquillaje nuevo... yo, ropa ropa ropa!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Mi niño no presta atención y se distrae en clase

Lunes preprimaveral, no vamos del todo mal

Dress Code para maestras (y maestros)