miércoles, 15 de agosto de 2012

Y después de casi un mes...

Me parece casi increíble que lleve más de un mes sin escribir, pero supongo que a veces hay que mirar para adentro de uno mismo y es eso mismo lo que he estado haciendo. Y aunque pienso que en este mes y poco hay pocas novedades en mi vida, en realidad hay muchas...

En poco más de un mes se casa una buena amiga. Estamos en plenos preparativos, la he visto espectacular en la prueba del vestido y tengo el honor de que ha confiado en mi para el maquillaje en el día de su boda. En pocos días celebramos su toma de dichos y la despedida de soltera.

Otra pareja amiga nos ha anunciado que consolida su romance con otra boda. Quizá no todo el mundo necesite poner sus sentimientos sobre un papel, pero cuando la pareja lo está deseando es algo por lo que nos debemos alegrar mucho, y nos alegramos.

En lo laboral, después de haber conseguido que mis alumnos hayan alcanzado unos resultados académicos excelentes, (han acabado segundo curso de Primaria iniciados a la multiplicación) me despido de ellos y me cambio de colegio. Gano en cercanía geográfica a casa y espero ganar en compañeros, porque tener la sensación de que muchos y muchas de mis compañeras de trabajo no se tomaban sus tareas en serio me ha quemado mucho. Pese a que ya añoro a mis alumnos, los dejo con la tranquilidad de haberles proporcionado, desde mi punto de vista, las herramientas académicas necesarias para afrontar sin muchas dificultades el inicio de curso. 

En lo personal he dicho hasta aquí. Hasta aquí a las personas abusonas que quitan el buen rollo, la energía y lo que puedan. A veces me maravilla la cara dura que tiene la gente, el egoísmo y la falta de madurez que pueden llegar a demostrar. Me he vuelto tremendamente intolerante a la mentira, a la falsedad, a los caraduras. Y cada día menos aguanto a esa gente megachachi que va de buenrollista por la vida. Alguien que está siempre de buen humor me resulta, cuando menos, sospechoso.

Por lo demás, ya estoy con mis proyectos para el nuevo curso, deseando saber a cargo de qué alumnos estaré el próximo año académico e intentando sacar adelante algunas ideas que me rondan por la cabeza pero que por ahora prefiero guardarme para mi misma.

Es curioso, porque los balances se suelen hacer en diciembre, o en enero; los maestros lo hacemos durante el verano.


8 comentarios:

  1. Bienvenida al mundo bloguero!!! Cuantas cosas han pasado en este ultimo mes... los profes cambiais de año en agosto... menuda nochevieja mas calurosa!! je,je...

    ResponderEliminar
  2. Seguro que el principio de curso será raro, pero tú te acoplas a todo.

    Espero futuras entradas con tus historias tan divertidad y bonitas.

    ¡Qué me gusta una boda! ¿Nos lo contarás?

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  3. ¡Me gusta el "nuevo blog"! Estoy de acuerdo contigo en eso de que hay gente que siempre está de buen rollo y eso no puede ser sano...
    Respecto al cambio laboral seguro que mejoras...
    Desde que salieron los destinos estoy acordándome de tí porque por circunstancias de la vida, este curso cambio de especialidad y aunque el centro me viene genial ya que tardo unos 3 minutos andando, estoy temblando porque me han dado por Primaria y tendré a 25 sólo para mí!!
    Y tú pensarás que por qué me he acordado de tí... Porque quiero ser una maestra tan buena como tú!!!! Ayyyy... Qué miedo me da...

    ResponderEliminar
  4. Ay Lileth! Menudo susto me diste cuando cerraste el blog! Me alegro mucho de tu vuelta, disfruta lo que queda de verano y mucho ánimo para afrontar lo que viene.
    Un saludo, Yaiza

    ResponderEliminar
  5. Hola! Te he descubierto este verano y me has amenizado el mes de agosto GRACIAS. Tenemos muchas cosas en común: edad, profesión. Así que a veces me veo reflejada.¿Te importaría que compartiese algunos de tus post con amigas y o compañeros a través del facebook ó vía email?
    Suerte en el nuevo cole.

    ResponderEliminar
  6. Irene, ideal una nochevieja calurosa, ¡La de vestidos de fiesta que hubiésemos lucido en la juventud con estas temperaturas!

    Inés, seguro que hay crónica.

    Ains, Martinsa, ya verás qué bonito es tener una tutoría.

    Saray y Yaiza, gracias.

    Lona, comparte lo que creas conveniente, es un blog público, y me alegra que te haya entretenido!

    ResponderEliminar