viernes, 19 de febrero de 2010

Soy una blanda

Llevo toda la semana enderezando a los diablillos de mi clase que andan revueltos con tantos días de lluvia, tantos nublados y tantas veces sin poder salir al recreo.

El lunes impuse la ley marcial y he tenido al personal toda la semana más derecho que una vela, haciendo problemas, rellenando fichas y haciendo resúmenes de los animales vertebrados en el cuaderno de Cono.

Pero lo reconozco, soy una blanda y no soporto verlos serios y callados, así que no he podido aguantarlos más y les he hecho partirse de risa.

Mi R estaba como siempre, que es muy chico y parece un mono, subiéndose por todos sitios...

- ¡MIRA, R! ¡Como no te tranquilices y te sientes...- Todos se vuelven imaginando que repito el castigo estrella de la semana, ponerles multiplicaciones de tres cifras.- Como no te sueltes... ¡Cojo y te pego un varazo!

Se parten, por supuesto, y se relajan todos.



La sombra del Tío la vara es alargada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario